Bye bye AMP

El día 1 de enero desactivé las páginas AMP de The Walking Dog. Ha sido una decisión que he estado meditando durante los últimos 6 meses del año. Las había activado en noviembre de 2015, y después de todo este tiempo (he aguantado un año completo para recopilar datos y tener material para valorar) he decidido que son una mala idea. Una mala idea que me perjudica como usuario de una internet abierta y libre, y como negocio.

El problema para una internet abierta

La excusa de una internet más rápida no vale. En lugar de alentar a la comunidad (desarrolladores, diseñadores…) a hacer mejores y más optimizadas webs, ser profesionales, embulle todo el ecosistema dentro de Google. Si todo es AMP, ¿para qué voy a esforzarme en hacer un buen desarrollo responsive?

Nos convierte en meros suministradores de contenidos. Sin recibir nada a cambio, porque el contenido está dentro del sistema de Google. En realidad lo difícil es salir de allí.

No salimos del ecosistema Google. En definitiva, un monopolio de facto de internet. Como cuando tu madre piensa que internet es google, pero hecho realidad.

Make no mistake. AMP is about lock-in for Google. AMP is meant to keep publishers tied to Google. Clicking on an AMP link feels like you never even leave the search page, and links to AMP content are displayed prominently in Google’s news carousel.
Kyle Schreiber

Si no tienes versión AMP, ¿no existes? En teoría, AMP no “afecta” al posicionamiento… excepto por el detalle de que los resultados AMP se muestran en un carrusel al inicio de la página en móviles. Entonces, ¿afecta o no, de facto, al posicionamiento? Yo creo que si.

Aquí, aquíaquí, aquí más opiniones sobre AMP.

El problema para un negocio

En el momento en que tu contenido o producto está en el carrusel AMP de Google, tu usuario puede escaparse tan solo con deslizar el dedo, consciente o inconscientemente. En el caso de las páginas, verás la url (de google) en la parte superior, y el botón de cerrar, que vuelve a los resultados de búsqueda. ¿A qué se reduce eso? En mi caso a un 90% de rebote, con un engagement muy pobre (tirando a 0) que nada tiene que ver con lo conseguido en la web misma (responsive).

Crear una plantilla AMP específica con con accesos y menús para paliar estos efectos no sirvió de mucho. Me hubiera gustado insertar un servicio como Hotjar para comprobar que estaba pasando, pero claro, en AMP no puedes insertar javascript, con lo que estás a ciegas, y solo puedes confiar en lo que dice Analytics. Aunque luego no funcione del todo bien.

Después de un año, prácticamente la mitad del tráfico de la web fue via AMP. ¿Y qué puedo sacar como conclusiones?

  • Hay que mantener dos desarrollos. El normal de la web, y el de las plantillas AMP (No, usar las que vienen por defecto no es profesional). Con el costo de tiempo/dinero que ello requiere.
  • Al ser algo relativamente reciente, tienes que estar pendiente de las posibles modificaciones de algunas especificaciones en Webmaster Tools. Si tu página AMP no está perfectamente codificada, no servirá de nada. Yo viví un par de cambios de especificaciones, con el quebradero de cabeza que ello conlleva al ver que de un día para otro lo que tienes no vale y no sabes por qué.
  • Ahorras en hosting. Eso hay que reconocerlo. Como tu ya no alojas tu propio contenido, tus peticiones de servidor se reducen a la mitad.
  • Tu contenido se carga antes. Una verdad a medias. Si tienes un buen desarrollo, diseño y servidor, puedes servir tu web igual de bien, y proporcionando una experiencia completa de tu sitio, y no  algo capado a medias como son las páginas AMP.
  • Te va a costar mucho enganchar usuarios y conseguir conseguir leads, porque no puedes insertar elementos de captación que requieran algo de javascript. No vas a coger ni un resfriado.

En su forma actual AMP no es una buena idea (excepto para Google). Fight for web neutrality!